Chile participa en capacitación para nuevo sistema de evaluación de la Convención para la Salvaguardia

A la capacitación de la Unesco, y como representante de nuestro país, asiste Rodrigo Aravena, Subdirector Nacional de Patrimonio Cultural Inmaterial del Servicio Nacional de Patrimonio Cultural Inmaterial.

Un total de 27 facilitadores y representantes de instituciones gubernamentales de América Latina, encargadas de implementar la Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial, participan en la capacitación sobre el nuevo sistema de reportes que permite evaluar el impacto de este instrumento internacional que nuestro país implementa desde el año 2009.

Los Bailes Chinos son la única expresión cultural de Chile en la Lista Representativa de la Unesco.

Los participantes en este curso, que se realiza con el apoyo del CRESPIAL, son los primeros en recibir la capacitación de la UNESCO. Las sesiones comenzaron el 19 de mayo y se extenderán hasta el 23 de junio, siendo un proceso de aprendizaje de alto nivel, a cargo de expertos en patrimonio cultural inmaterial – PCI -, incluyendo a la Directora General del CRESPIAL, Adriana Molano Arenas.

El curso virtual de capacitación tiene como finalidad aportar a los participantes, mediante una experiencia directa y práctica, la comprensión del Marco Global de Resultados y revisar el nuevo sistema de presentación de informes en línea. Asimismo, motivar la reflexión en los participantes sobre sus funciones en estos procesos y sobre cómo pueden replicarlo en la gestión del PCI de sus países.

Esta capacitación hace parte de una serie de talleres para el fortalecimiento de las capacidades en diferentes campos asociados a la aplicación de la Convención, diseñados por la Secretaría Técnica de la UNESCO, con el apoyo del CRESPIAL.

Así mismo, esta serie de talleres integran el Programa para el Fortalecimiento de Capacidades del CRESPIAL, que busca satisfacer la demanda de formación de las personas comprometidas con la salvaguardia del patrimonio inmaterial en los países miembro del Centro como funcionarios, gestores, comunidades portadoras, ONG, y academia.

El nuevo sistema de reportes en línea está basado en el Marco Global de Resultados creado para la Convención. Su implementación iniciará este año, siendo Latinoamérica y el Caribe la primera región en presentar sus informes. De acuerdo al nuevo esquema, cada 6 años, los países deberán presentar informes ante la UNESCO sobre la aplicación de la Convención.

Con el nuevo sistema de reportes se puede obtener una información organizada, con criterios e indicadores comunes que, para el caso de Latinoamérica, donde los países tienen diferentes niveles de trayectorias, promoverá el intercambio de experiencias frente a la implementación de la Convención y facilitará las oportunidades de cooperación, articulación y asistencia técnica regional.

Este enfoque facilitará la articulación con otros sectores y actores, más allá de cultura. Una necesidad sentida por parte de los países Latinoamericanos, especialmente, en medio de la coyuntura actual, en la que los presupuestos de cultura se han visto muy afectados.  Así mismo, el proceso busca hacer énfasis en la participación de las comunidades en los procesos de salvaguardia del PCI, lo que exigirá a los países autoevaluarse en este sentido.

Finalmente, este nuevo sistema también permitirá reflexionar no sólo sobre los resultados positivos sino sobre los elementos negativos o logros no alcanzados. Esta información permitirá tomar acciones correctivas beneficiando a las comunidades portadoras y haciendo más eficaz la implementación de la Convención. Igualmente, contribuirá a visibilizar buenas prácticas y procesos que necesitan reformularse.

Navegación