Chile participó en capacitación para nuevo sistema de evaluación de la Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Inmaterial

Un total de 27 facilitadores y representantes de instituciones gubernamentales de América Latina, encargadas de implementar la Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial, participaron en la capacitación sobre el nuevo sistema de reportes que permitirá evaluar su impacto en Chile desde su implementación en 2009. La finalidad del curso, que concluyó el 23 de junio, fue aportar a una mayor comprensión del Marco Global de Resultados y revisar el nuevo sistema de presentación de informes en línea.

Para Chile ha sido una oportunidad de fortalecer las capacidades técnicas como Estado Miembro de la UNESCO para reportar sobre las medidas de salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial (PCI) del país, en el marco de un proceso de institucionalización del nuevo Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio.

Este espacio de formación regional propició el intercambio de experiencias, saberes y políticas de los países participantes, lo cual permitió una mejor comprensión de los desafíos y así plantear posibles líneas de acción. Su implementación se iniciará en 2020, siendo América Latina y el Caribe la primera región en presentar sus informes bajo esta nueva metodología. De acuerdo al nuevo esquema, cada 6 años los países deberán presentar informes ante la UNESCO sobre la aplicación de la Convención.

Con el nuevo sistema de reportes se puede obtener una información organizada, con criterios e indicadores comunes que para el caso de América Latina, donde los países tienen diferentes niveles de trayectorias, promoverá el intercambio de experiencias frente a la implementación de la Convención y facilitará las oportunidades de cooperación, articulación y asistencia técnica regional. En el caso específico de Chile ya se está trabajando en un acuerdo un marco de cooperación entre la UNESCO Santiago y el Gobierno, específicamente con la Subsecretaría de Patrimonio Cultural.

Este enfoque facilitará la articulación con otros sectores y actores, más allá del sector de la cultura. Una necesidad sentida por parte de los países latinoamericanos, especialmente, en medio de la coyuntura actual de la pandemia de Covid-19, en la que los presupuestos de cultura se han visto muy afectados. Asimismo, el proceso busca hacer énfasis en la participación de las comunidades en los procesos de salvaguardia del PCI, lo que exigirá a los países autoevaluarse y proyectar metas a cumplir para el próximo ciclo de reporte.

Al cierre del evento, Rodrigo Aravena, subdirector de Patrimonio Cultural Inmaterial de Chile, señaló que “las comunidades son los actores dinámicos y activos que crean y recrean el Patrimonio Cultural Inmaterial y, por tanto, es coherente que sea junto con ellas que se evalúe la implementación de la Convención. El Informe periódico debería dar cuenta de la eficacia de la política pública en el fortalecimiento de las capacidades de las comunidades, por ejemplo, partiendo por el grado de conocimiento que de esta norma internacional ellas tengan”.

El nuevo sistema permitirá reflexionar no sólo sobre los resultados positivos sino sobre los elementos negativos o logros no alcanzados, para tomar acciones de mejora que beneficien a las comunidades portadoras y hará más eficaz la implementación de la Convención. Adicionalmente, contribuirá a visibilizar buenas prácticas y procesos que necesitan reformularse.

Esta capacitación hace parte de una serie de talleres para el fortalecimiento de las capacidades en diferentes campos asociados a la aplicación de la Convención, diseñados por la Secretaría Técnica de la UNESCO, con el apoyo del Centro Regional para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de América Latina (CRESPIAL).

«Las comunidades son los actores dinámicos y activos que crean y recrean el Patrimonio Cultural Inmaterial y, por tanto, es coherente que sea junto con ellas que se evalúe la implementación de la Convención. El Informe periódico debería dar cuenta de la eficacia de la política pública en el fortalecimiento de las capacidades de las comunidades, por ejemplo, partiendo por el grado de conocimiento que de esta norma internacional ellas tengan». Rodrigo Aravena, subdirector de Patrimonio Cultural Inmaterial de Chile

 

Texto: Unesco | Foto: Bailes Chinos, Chile. Foto: © Sebastian Lorenzo Zuleta | Videos: Crespial

Navegación