[PRENSA] Completo mapa de los Bailes Chinos a nivel regional: historia y desafíos

En su edición domingo del 12 de enero de 2020, El Mercurio de Valparaíso destacó la Infografía de Bailes Chinos de la región de Valparaíso, material que entrega información relevante en torno a las cofradías existentes en la zona, las muchas fiestas religiosas que se realizan; así como los problemas que atentan contra la salvaguardia del esta manifestación devocional, inscrita en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Unesco.

La infografía, cuyo contenido fue realizado en conjunto con el Museo Campesino en Movimiento, muestra los datos espaciales que fueron levantados el año 2019 durante cuatro encuentros con la comunidad de bailes chinos en La Ligua, Putaendo, Limache y Quintero.

Reproducimos a continuación el reportaje, firmado por la periodista Flor Arbulú, y que contiene los antecedentes entregados por Lilian Meneses, una de las encargadas del área de Patrimonio Inmaterial y por Víctor Silva,  director regional del Servicio Nacional del Patrimonio Cultural. 

«Esta infografía nos va a permitir potenciar no solamente dónde están situados geográficamente, sino que ver el entorno donde ellos se desenvuelven y qué obstaculizadores tienen».

Víctor Silva, Dir. Regional del, Servicio de Patrimonio

Aunque pareciera ser que son en las Fiestas de La Tirana (Tarapacá) y Andacollo (Coquimbo) donde más se lucen los Bailes Chinos, lo cierto es que es en la región de Valparaíso donde se concentra la mayor cantidad de agrupaciones con un total de 47 cofradías activas. Como dato curioso, ninguna de ellas se emplaza en Casablanca, comuna que recibe el evento religioso más masivo a nivel regional como es el misterio de la Inmaculada Concepción, en el Santuario de Lo Vásquez, cada 8 de diciembre.

Datos curiosos que salen a la luz gracias al trabajo que está realizando el Servicio Nacional del Patrimonio como parte de plan de salvaguardia de los Bailes Chinos, que en 2014 entraron a la Lista Representativa de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la Unesco.

Pero, ¿qué es el Baile Chino? Se trata de una hermandad de músicos danzantes que expresa su devoción -ya sea a la Virgen, al Niño Dios, la Cruz de Mayo y/o San Pedro-, a través de promesas o mandas que se cumplen mediante la participación en un cuerpo de baile que hace música y danza ritual.

Habitualmente se conforma por dos columnas contrapuestas de chinos que tocan flauta, uno o más chinos que tocan tambor, un alférez o abanderado. El alférez es quien se encarga de transmitir, a través de un canto improvisado en décimas, los deseos e inquietudes de su gente a la imagen venerada.

ESTRATEGIAS DE CUIDADO

En nuestro país se pueden encontrar cofradías desde la Región de Tarapacá hasta la Metropolitana. «Cada territorio tiene sus particularidades en términos regionales. De hecho la de Valparaíso se diferencia de otras regiones, como la de Coquimbo, que también tiene hartos Bailes Chinos por ejemplo, en que acá son fiestas más pequeñitas, son a nivel más local (…) e igual tienen un impacto real», comenta Lilian Meneses, encargada del área de Patrimonio Inmaterial del Servicio Regional del Patrimonio.

Por ejemplo, una de las más conocidas a nivel local es la de San Pedro, que se realiza en gran parte de las comunas pesqueras; o la Fiesta de la Virgen de Cai Cai, realizado en Olmué. Sin embargo, explica Meneses «hay otras fiestas que son más pequeñitas, que incluso son organizadas por familias, e igual convocan a bastantes personas».

Información que las mismas organizaciones buscan dar a conocer. Así se lo dieron a entender al Estado cuando se empezó a elaborar la política de salvaguardia en 2016, «un instrumento de gestión nosotros lo elaboramos participativamente con todos los Bailes Chinos de Chile», comenta la encargada del área de Patrimonio Inmaterial.

A raíz de esta colaboración «se definieron ciertas estrategias de trabajo como visibilizar los bailes chinos, darlos a conocer, que las personas conozcan su valor patrimonial». Así nació la idea de realizar un folleto de dos caras que por un lado contiene la historia y problemáticas de los grupos a nivel local; y por el otro un mapa en que se detalla la ubicación y los nombres de las cofradías (ver infografía), así como el calendario de fiestas.

«Era uno de los elementos más importantes que nos solicitaban, porque ellos necesitaban tener una especie de diagnóstico o información con la cual ir a los municipios u otras instituciones públicas solicitando colaboración y para poder enfrentarse y resolver sus problemas», agrega.

«Acá podemos ver que hay muchos problemas que si bien son macro, y que pueden afectar a gran parte de la población de la región, sí afecta en particular a los Bailes Chinos porque, lamentablemente, en la actualidad el Patrimonio Cultural Inmaterial no está protegido por ley», sostiene.

Según explica Lilian Meneses, actualmente el Estado de Chile sólo actúa bajo las convenciones que ha suscrito con la Unesco. Por lo mismo, una parte importante de la Ley de Patrimonio que actualmente se tramita en el Congreso tiene que ver con la salvaguardia de lo inmaterial.

«Sería una herramienta que podría permitir, por ejemplo, que nosotros como institución estemos en el Sistema de Evaluación Ambiental, donde el Consejo de Monumentos tenga una posibilidad de participar diciendo ‘oye, ahí hay un monumento, hay que tener cuidado, hay que hacer medidas de mitigación o resguardar'», detalla.

Ello porque dentro de los conflictos y amenazas que enfrentan los Bailes Chinos se encuentra la presencia de Proyectos e Infraestructura Energética que afecta a las comunidades cultoras, fragmentando los territorios; o la sequía que provoca la migración de las personas ante la imposibilidad de cultivar la tierra.

No son los únicos problemas. También está la preocupación por el recambio generacional; el que ahora sean privados algunos lugares de devoción; o incluso problemas con algunos párrocos que ponen condiciones para la realización de las fiestas como sucedió con el padre Rodolfo de la Cruz que no quería que los Bailes Chinos danzaran en el Santuario del Niño Dios de Las Palmas, Olmué.

Sobre la relación con la Iglesia Católica, el director regional del Servicio de Patrimonio, Víctor Silva, reconoce que ha sostenido conversaciones con Monseñor Pedro Ossandón, administrador apostólico de la Diócesis de Valparaíso, para mejorar la relación. «Son obstaculizadores puntuales en este caso, pero que sin lugar a dudas nosotros tenemos que ir coordinando, como Servicio, con la Iglesia», asegura, y comenta que por lo mismo ofreció «todo lo que es nuestra asesoría y colaboración para actualizar, y que los eclesiásticos entiendan cómo vivencian estas agrupaciones la fe».

«Por eso lo importante de promover y sociabilizar esta infografía que nos va a permitir potenciar no solamente dónde están situados geográficamente, sino que ver el entorno donde ellos se desenvuelven y qué obstaculizadores tienen».

DESAFÍOS QUE SE VIENEN

Además de los Bailes Chinos, la región cuenta con varias expresiones reconocidas por el Estado como patrimonio, como el Canto a lo Poeta, el Circo Tradicional Chileno, los Dulceros de La Ligua, la Bohemia Porteña y la tradición oral de Rapa Nui.

En cuanto a la Isla, Víctor Silva asegura que «está dentro de nuestros planes potenciar todo lo que es la lengua y las tradiciones orales (…) porque una de las formas de mantener la historia de un pueblo. Por lo que es una prioridad para nosotros». Lilian Meneses acota: «Es un elemento que tenemos que empezar a hacer ahora. Una investigación participativa para levantar un diagnóstico sobre en qué situación se encuentra. También estamos trabajando en la investigación participativa del Kai Kai Rapa Nui que es un juego de hilos que va con una poesía que es la pata’u ta’u, esa poesía se canta en un Rapa Nui más antiguo y rememora ciertos hechos históricos y parte de la memoria del pueblo y también es parte de una tradición oral».

Respecto al Canto a lo Divino ya se encuentran trabajando en el plan de salvaguardia y desarrollando talleres de transmisión de este arte en la zona sur de la región, puesto que es donde está más presente la tradición. En cuanto a los Dulces, se están haciendo talleres de valoración de esta expresión.

Para el tema de la Bohemia Porteña se está haciendo la investigación y el plan de salvaguardia. «Nos sucedió que al inicio habíamos considerado sólo la cueca, parte del bolero y el vals, y cuando terminamos la investigación se hizo la devolución de los resultados y aparecieron grupos de boleristas y tanguistas que sintieron que ellos también tenían que ser parte de eso. Entonces estamos ahora haciendo un complemento de investigación para levantar información sobre esa comunidad», explica la encargada del área de Patrimonio Inmaterial.

En cuanto al Circo, Meneses dice que aún «no tenemos claro cómo lo vamos a trabajar, porque es un mega elemento de patrimonio», que a su vez «está presente en todo Chile, es itinerante por lo tanto es difícil arraigarlo a una región. Estamos dándole vuelta cómo vamos a trabajar eso, pero hay que verlo con un lineamiento a nivel nacional».

«Desarrollamos también un juego patrimonial de reconocimiento del Patrimonio Inmaterial. Estamos haciendo los últimos ajustes», adelanta la encargada del área, explicando que se trata de un juego de mesa que se podrá utilizar en los colegios o en la familia. Pronto habrá novedades.

Agrupaciones de la región

Provincia de Petorca Petorca: -Baile Virgen de Andacollo de Frutillar Alto. -Baile de Nuestra Señora de la Merced. -Baile de Nuestra Señora del Carmen de El Sobrante. La Ligua: -Baile Sagrada Familia -Baile Santa Ana de El Trapiche. -Baile Virgen del Rosario de Valle Hermoso. -Baile Virgen del Carmen de La Ligua.

Provincia de Valparaíso Puchuncaví: -Baile de La Laguna. -Baile de La Quebrada. -Baile Peregrino de El Rungue. -Baile de La Canela. -Baile de Puchuncaví. -Baile de El Rincón. -Baile de Campiche. -Baile de Pucalán. Quintero: -Baile de Loncura. Viña del Mar: -Baile Descendientes de Tabolango.

Provincia de Quillota Nogales: -Baile Unión Los Cruceros de Nogales. -Baile Santa Cruz de Los Herreras. -Baile de La Peña. Calera: -Baile de Pueblo Nuevo. -Baile de Pachacamita. Hijuelas: -Baile de Petorquita. -Baile San Nicolás – Los Laureles de Hijuelas. -Baile Nuestra Señora del Rosario de Las Cabritas. Quillota: -Baile Cruz de Mayo de Boco.

Provincia San Felipe Putaendo: -Baile San Isidro de Rinconada de Guzmanes. -Baile Salmón Aconcagua. San Felipe: -Baile Calle Ortiz. -Baile San Victorino de Lourdes. Llay Llay: -Baile de La Piedra Santa de Llay Llay. -Baile de Niño Dios de Llay Llay.

Provincia de Los Andes San Esteban: -Baile de San Miguel. -Baile Cruz de Mayo de Los Chacayes. Los Andes: -Baile Adoratorio Cerro Mercacha de la Escuela El Sauce Calle Larga: -Baile de Valle Alegre.

Provincia de Marga Marga Limache: -Baile Cruz de Mayo de Tabolango. -Baile Juventud Cruz de Mayo de Tabolango. -Baile Hermanos Prado de Maitenes. Olmué: -Baile de Cay Cay. -Baile Virgen de Lourdes de Olmué. -Baile Virgen del Carmen de Olmué. -Baile Judas Tadeo. -Baile de El Granizo. -Baile de Santa Regina. -Baile Niño Dios de Las Palmas. -Baile de El Tebal.

Pronto habría novedades en catastro

A raíz del estallido social, son varios los inmuebles patrimoniales que han sido rayados o quemados; mientras que una gran cantidad de monumentos públicos han sido vandalizados siendo las comunas de Valparaíso, Viña del Mar, San Antonio y Los Andes las más afectadas, y se está terminando el levantamiento con la cuantificación de daños. «Del nivel central esta semana estuvieron en terreno finalizando con la oficina técnica del Consejo de Monumentos el catastro final de la región de Valparaíso», comenta Víctor Silva, director regional del Patrimonio. En cuanto a los recursos que se van a necesitar, explica que «hay una fórmula estimativa presupuestal que cuantifica el costo de las reparaciones o restauraciones».

«Ellos necesitaban tener una especie de diagnóstico con el cual ir a los municipios u otras instituciones públicas solicitando colaboración y para poder enfrentarse y resolver sus problemas».

Lilian Meneses, Encargada del Área de, Patrimonio Inmaterial

Nota: Puede leer la nota, directamente en la edición en papel digital de El Mercurio de Valpo (La foto principal NO corresponde a un baile chino).

Navegación