Se desarrolló en Puerto Williams Encuentro Biregional de Cestería Tradicional en Fibras Naturales

El encuentro reunió en Villa Ukika a artesanas de las regiones de Los Lagos y de Magallanes y de la Antártica Chilena.

A través de la organización conjunta de la Comunidad Indígena Yagán de Bahía Mejillones, las Seremías de las Culturas, las Artes y el Patrimonio de las regiones de Los Lagos y de Magallanes, y los departamentos de Ciudadanía Cultural y Patrimonio Cultural Inmaterial de ambas regiones se efectuó el Encuentro Biregional de Cestería Tradicional en Fibras Naturales.

El encuentro de cultoras tuvo lugar en la ciudad de Puerto Williams, específicamente en Villa Ukika considerada como  usi yagán (territorio o país Yagán), con la participación de artesanas de las regiones de Los Lagos y de Magallanes y de la Antártica Chilena, en el marco del proceso de validación e inicio   del Plan de Salvaguardia  de la Cestería Yagán, elemento inscrito en el Inventario de Patrimonio Cultural Inmaterial en Chile y una de las manifestaciones de las técnicas artesanales tradicionales en fibra vegetal.

En la ocasión se generó un intercambio y traspaso de herencias de la Cestería Williche  del boqui fuco, a través de la cultora Olga Cardenas; la Cestería Williche en fibras de juncáceas del área chilota, por medio de Ismenia Duamante y Adelina Soto,  junto a las cultoras del pueblo Kawésqar Carolina Quintul y Patricia Messier y a la comunidad anfitriona de la Cestería Yagán, destacando la presencia de Cristina Calderón, reconocida Tesoro Humano Vivo en 2009, año en que el Estado de Chile entregó este reconocimiento por primera vez. 

(La cestería)… es una memoria dormida que uno tiene. Uno la puede despertar y hacer estos trabajos tan hermosos, como el canasto. Es increíble que estos trabajos tienen una memoria muy antigua y está acá en mi corazón, un recuerdo, una fibra ancestral que no se va a perder nunca, dice Patricia Messier, artesa Kawésqar quien agrega que este trabajo me ha llevado a recordar lo frágil que somos, una cultura frágil, canoera, que nadie recuerda que nosotros existimos; estos trabajos son ancestrales, los hermanos yaganes saben, nosotros sabemos lo que significa para nosotros tratar y cultivar este trabajo ancestral. Yo creo que cuando tengo junquillo y voy tejiendo mis manos se mueven solas. El valor económico es algo occidental, nosotros tenemos un conocimiento ancestral, no debemos permitir desvalorizar nuestro trabajo. Todos los que estamos aquí estamos concentrados en recuperar la memoria ancestral de nuestro trabajo.

La Cestería Yagan, cuyo plan de salvaguardia ha validado recientemente su comunidad cultora, es una práctica viva y conocimiento milenario que logró persistir a las profundas y violentas transformaciones  que ha vivido  este pueblo canoero austral.  Con la implementación del proceso de salvaguardia se tomarán medidas encaminadas a garantizar su viabilidad y sostenibilidad, a través de acciones que comprenden la identificación, documentación, investigación, preservación, protección, promoción, valorización, transmisión y revitalización de este patrimonio en sus distintos aspectos.

La salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial es un proceso complejo, que involucra no solamente a los cultores y cultoras y a las comunidades portadoras, sino que compromete de manera amplia y sistémica a todas aquellas entidades de Gobierno local, regional y nacional, a entidades comunitarias y privadas que tocan algunos de los procesos de producción, circulación, valorización, trasmisión y/o difusión.

Es en este contexto que se decide de manera conjunta realizar un encuentro de cultores y cultoras de dos regiones para ampliar la mirada a otros territorios y otras tradiciones relacionadas con técnicas de artesanía en fibras vegetales, propiciando un intercambio de saberes, experiencias, especialmente de buenas prácticas y proyecciones conjuntas futuras.

Navegación