Se presenta a comunidad cultora de la Minería de Santa Celia libro y documental Huertos de Oro

La minería de oro, práctica centenaria en el sur de la cordillera de Nahuelbuta, específicamente en la comuna de Carahue, región de La Araucanía, está incluida desde el año 2015 en el Inventario de Patrimonio Cultural Inmaterial en Chile y en 2018 se implemetó un plan de salvaguardia.

Con presencia de autoridades locales como el Seremi de Minería de La Araucanía, Reinaldo Cofré; el Alcalde de Carahue, Héctor Sáez Véliz y concejales del municipio, el Servicio Nacional del Patrimonio Cultural, a través de la Subdirección Nacional de Patrimonio Cultural Inmaterial presentó, en la comuna de Carahue  y ante los miembros de la Asociación de Mineros de Oro de Santa Celia, el libro Huertos de Oro, perteneciente a la colección Patrimonio Vivo, del Ministerio de las Culturas, las Artes y el
Patrimonio.


La publicación acerca de la minería artesanal de Santa Celia, que en su edición impresa irá acompañada por un audiovisual del mismo nombre, basa sus contenidos y testimonios en la investigación participativa, realizada en la región de La Araucanía el año 2015, y su actualización posterior en 2018.

En el encuentro estuvieron presentes la mayoría de los integrantes de la asociación de cultores, los que dieron seguimiento a los acuerdos anteriores y anunciaron la incorporación a la membresía de algunos mineros que retornan a la actividad. En tanto, el alcalde de Carahue, Héctor Sáez, saludó a los presentes y comprometió apoyo destinado a la difusión y valoración de esta práctica local. Desde el municipio también plantearon algunas ideas de corte turístico que pueden impactar positivamente y que irán en la línea de una futura “ruta del oro”.

El Secretario Regional Ministerial de Minería, Reinaldo Cofré, expuso ante los cultores el avance de los procesos de regularización de las pertenencias mineras de los miembros de la asociación.  

Durante la presentación a la comunidad de las publicaciones, los mineros y autoridades pudieron conocer el documental creado y la versión digital del libro. Diego Cayupán, encargado de Patrimonio Cultural Inmaterial en La Araucanía y Sebastián Lorenzo, investigadores de la Subdirección Nacional de Patrimonio Cultural Inmaterial expusieron acerca del proceso de trabajo con la comunidad y del proceso para la salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial, en nuestro país. Ellos además compartieron con los presentes las palabras que les escribió la Ministra de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Consuelo Valdés.

 “Los mineros artesanales de Santa Celia son un grupo de esforzados cultores que han trabajado en pirquenes de oro durante generaciones. Allí hacen uso de herramientas rudimentarias, guiados por la creatividad, los 5 conocimientos y saberes que aquel grupo humano ha sabido transmitir a lo largo del tiempo, con esfuerzo y valentía, haciendo frente a múltiples adversidades, muchas de las cuales hoy siguen presentes. Este trabajo invita a conocer un poco más de su universo –técnico y simbólico–, que tiene por horizonte el sustento diario de hombres, mujeres, niñas y niños, bajo el resplandor del misterioso oro”, escribió la autoridad.

Los miembros de la Asociación de Mineros de Oro de Santa Celia invitaron, finalmente, a recorrer la antigua escuela de la localidad, actual sede de su agrupación donde instalaron una Muestra Itinerante con que en distintos lugares tratan de sensibilizar y difundir su práctica ancestral y patrimonial.

“Las minas de aquella tierra, fueron muchas, y muy ricas, porque en los cerros, por donde baja el río de las Damas, las había abundantísima; y en las lomas de Calcoimo y Relomo, fueron más célebres, por ser el oro allí más crecido y de mayores pepitas, o granos. Por donde entra el río de Repocura al río de La Imperial, se sacaba muchísimo oro” escribió. Diego de Rosales, en su libro Historia general del Reyno de Chile, 1674.

Mientras, Eduardo Tilliería, pirquinero de Santa Celia, relata en el libro que “yo tenía doce años cuando llegué aquí, los huertos mineros ya estaban repartidos, parecía población… Los inquilinos eran del camino para arriba, tocaban una hijuela cada uno, y los huertos mineros desde el camino hasta el río. A los mineros nunca les importaron la tierra. No, los mineros se quedaron con lo que les dieron, nunca tiraron por más tierra, lo que les importaba era el oro”.

La colección Patrimonio Vivo es una iniciativa que busca dar a conocer estas expresiones para incentivar su difusión y valoración ciudadana. En esta oportunidad se le presentó a su protagonistas el texto que próximamente saldrá impreso y el trabajo audiovisual Huertos de oro: Minería artesanal de Santa Celia, que se ubica en la comuna de Carahue, Región de La Araucanía.