Autoridades y profesionales de Cultura lamentan la partida del cantor y payador Francisco Astorga

“Pancho”, considerado uno de los grandes cantores populares de Chile, falleció a los 61 años, tras complicaciones de salud derivadas de la Covid-19.

En el II Encuentro Nacional de Canto a Lo Poeta, efectuado en Villa Cultural Huilquilemu,Talca (Región del Maule), el 7 de diciembre del 2014.

El Valle Central de Chile, territorio donde nació y se salvaguarda la antigua práctica  de la cultura popular, conocida como Canto a Lo Poeta, despertó este domingo con una triste e inesperada noticia: el 10 de julio, pasadas las 11 de la noche, fallecía Francisco Javier Astorga Arredondo.

“Pancho”, como lo conoció la comunidad cultora y sus cercanos, fue poeta, guitarronero, cantor a lo humano, cantor a lo divino, payador, difusor y académico. Nació en Romeral, localidad de la comuna de San Francisco de Mostazal, en la región del Libertador Bernardo O´Higgins, donde aprendió el oficio, por herencia familiar. Ya a los 14 años organizaba las novenas de Canto a Lo Divino en su territorio.

La Ministra de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Consuelo Valdés, envió sus condolencias a la familia y reaccionó en las redes sociales sumándose al pesar por la partida del cultor incansable del patrimonio campesino, querido maestro del guitarrón chileno y formador de generaciones. Será siempre recordado.

En el Encuentro Regional de Canto a Lo Poeta, en Placilla (Región de O’Higgins), el 9 de septiembre del 2017.

El compromiso del Francisco Astorga no solo fue con las tradiciones del campo chileno sino con la realidad del país y de su arraigada fe católica, a cuyos servicios puso el canto y su palabra. Recordadas son las participaciones frecuentes en los Tedeum ecuménicos de Fiestas Patrias.

Precisamente, el Subsecretario del Patrimonio Cultural, Emilio de la Cerca, lo recordó con un fragmento del Tedeum de 2019 donde desplegó todo su talento. Una vida de entrega al patrimonio, transmitiendo su conocimiento a las nuevas generaciones.

Conocido y aplaudido por poetas y cantores de todo Chile y de varios lugares del mundo, Astorga recibió múltiples reconocimientos a su trabajo en la educación musical y el folclor chileno, entre ellos el Premio Conservación, en la categoría inmaterial del Consejo de Monumentos Nacionales en Pichilemu, en la Región de O’Higgins; el reconocimiento del Foro Latinoamericano de Educación Musical (FLADEM) y el Premio «Oreste Plath», otorgado por la Academia Chilena de la Lengua.

En la entrega del Premio Oreste Plath, de la Academia Chilena de la Lengua. Franscisco Astorga, aparece junto a Rodrigo Aravena, Subdirector de Patrimonio Inmaterial, y Karen Plath Müller, hija de Orestes. (2016)

Durante la entrega del Oreste Plath, por su trayectoria en «el río profundo de la poesía popular chilena», estuvo acompañado por Rodrigo Aravena, actual Subdirector Nacional de Patrimonio Cultural Inmaterial quien recordó la ocasión  y el trabajo realizado: Con gran tristeza despedimos a don Francisco Astorga Arredondo. Muchos de quienes trabajamos por el Patrimonio Inmaterial, nos hemos formado buscando entender mejor el Canto a Lo Poeta y dentro de él, Panchito fue imprescindible en el campo y en la academia.

Al conocerse la lamentable noticia, los equipos de trabajo de Cultura y Patrimonio Cultural trabajaron coordinadamente con la familia y la comunidad cultora para despedir al gran poeta popular.  Junto a la Mesa Regional de Cantores y Cantoras de Canto a lo Poeta de O’Higgins y el proyecto Chile Canto se coordinaron las transmisiones en vivo de una vigilia virtual en homenaje al cantor y la misa en su memoria, poco antes de que el cuerpo de Pancho acompañara un almuerzo familiar y partiera a su descanso definitivo.

La Directora Regional del Servicio Nacional del Patrimonio Cultural en O’Higgins, Leslie Araya Miranda, participó en la misa y restringido funeral, debido a la contingencia sanitaria, y compartió momentos en que los cantores de O´Higgins despedían al también maestro de instrumentos tradicionales de Chile, como el rabel, el guitarrón chileno y la guitarra contrapuesta.

Pancho Astorga fue un hombre de campo, pero también de la academia. Formó parte del Departamento de Música de la UMCE por más de 20 años y fue formador de nuevas generaciones de cantores y cantoras de la cultura tradicional campesina. Daniel Miranda, el director del departamento universitario, comentó que el profesor Astorga ha sido una fuente directa del trabajo musical de nuestro país. Es un cultor reconocido y referenciado por sus pares en ese ámbito. Como académico supo sistematizar en su trabajo de docencia en el DEMUS, sus saberes desarrollados en la práctica de la música folclórica chilena y sus conocimientos teóricos al respecto, y transferirlos como aprendizajes (prácticos y teóricos) a las y los profesores en formación. En ese sentido su legado será transmitido hacia las aulas escolares por todas las generaciones que fueron formadas por él, y se constituirá en un referente que sin duda será citado por todos aquellos que lo conocieron o lo estudiaron.

En el Encuentro Regional de Canto a Lo Poeta, en Aculeo (Región Metropolitana), el 25 de julio del 2013.

En su rol de transmisor y difusor de su expresión patrimonial, también trabajó incansablemente en la creación de espacios de formación y en talleres. Por ello, el impacto de la noticia afectó a los/as diferentes encargados/as regionales de la Subdirección Nacional de Patrimonio Cultural Inmaterial, del Servicio Nacional de Patrimonio Cultural, quienes trabajaron con Francisco Astorga en la implementación de planes de salvaguardia del Canto a Lo Poeta, a través de los encuentros regionales de cultores, talleres de gestión local del patrimonio y talleres “Portadores de Tradición”.

En ese sentido, Soledad Costabal, quien estuvo entre 2016 y 2018 como encargada regional de patrimonio inmaterial, recordó que Francisco Astorga  incidió enormemente en la salvaguardia del Canto a Lo Poeta, no solo en su localidad, sino en la región y en otros territorios del país. Transmitió la tradición y sembró sus conocimientos y sabiduría en diversas instancias, desde donde germinaron cantores y cantoras que hoy continuarán con su legado. Parte de estos frutos puede verse en Graneros, donde a los pies del Cristo de Nuevos Campos hoy pueden leerse las décimas que crearon junto con los entonces niños y niñas de uno de sus talleres “Portadores de tradición».

En el IV Encuentro Regional de Canto a Lo Poeta, en Placilla (Región de O’Higgins), el 9 de septiembre del 2017.

Carolina Guzmán recordó que durante los años 2018 y 2019, tuvo el honor de trabajar con el cultor, en la realización de los Talleres de Portadores de Tradición en las comuna de Codegua y San Francisco Mostazal: Don Francisco transmitía sus enseñanzas con el carisma, respecto a la tradición y la humildad que lo caracterizaba, con una generosidad sin límites con el objetivo de generar la transmisión de sus conocimientos a cantores a lo divino y a lo humano, que enriquecieron su saber con estas instancias de aprendizaje. Fue un gran maestro y cultor fundamental en la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Región del Libertador General Bernardo O’Higgins y del país.

El antropólogo, Iván Pérez Muñoz, actual  encargado Regional de Patrimonio Cultural Inmaterial Región de O’Higgins, coincidió en el invaluable aporte del profesor. Señaló que Francisco Astorga Arredondo es ante todo la representación de la coherencia de un hombre católico ejemplar, amante de su pueblo al que nunca abandonó y por el que nunca dejó de representar las injusticia y padecimiento que este vivía, convirtiéndose en referente claro del nuevo ser que el nuevo Chile necesita imitar.

En el Encuentro Regional de Canto a Lo Poeta, en Aculeo (Región Metropolitana), el 25 de julio del 2013.

Francisco Astorga fue autor del libro “Renacer del guitarrón chileno” (1996), convirtiéndose en uno de los poetas populares chilenos que más han representado este oficio en otros países, con visitas a España, Argentina, Bolivia, Brasil, Italia, Israel, Ecuador y Puerto Rico, entre naciones, que terminaron por hacer de él y de su voz profunda y cálida uno de los principales motores del Canto a lo Poeta en Chile.

El poeta y referente deja, además, su legado en varios fonogramas, financiados a través del Fondart y el Fondo de la Música Nacional, tales como «Canto a lo humano y a lo divino en la VI región», «Nuestro canto campesino», «El renacer del guitarrón chileno” (en casette), «El nacimiento de cristo en el canto a lo divino» y «Misa en décimas a lo divino».

Tal como dijeron sus compañeros y durante la despedida, Pancho deja un enorme vacío en toda la cultura chilena y, sobre todo, en el Canto a Lo Divino y Canto a Lo Humano.

Fuente e Imágenes: Subdirrección de Patrimonio Cultural Inmaterial.

Navegación